Este amor empezó como un juego entre niños adultos y con el paso del tiempo, uno de los dos lo está haciendo cada vez más serio.

Tristemente está dejando de ser un divertido entretenimiento para convertirse en un proyecto comprometedor.

La suerte está echada. 

Anuncios