Hay cosas que queman dentro del alma. Sólo intento evitar el incendio.

Más reciente

Escribe

zgmyymexngvhzcmvbdjsyuvswk5nnthpu0vbdlfcx2punxnprgnvps82nxgxmji6mte5nhg3ndivmti4mhg2mjavzmlsdgvyczpxdwfsaxr5kdc1ks9odhrwczovl3mzlmftyxpvbmf3cy5jb20vcg9sawn5bwljlwltywdlcy9jzhhly25ueg9md21qymxyog5tchlx

¡Escribe! fue la palabra que uso. Pensando en su tono fue más bien una orden: “¡Escribe! ¡Escribe! ¡Escribe! Y no debes de hacerlo”. No importa que la cama siga desarreglada, ni que los platos sucios sigan en el fregadero. Total como quiera tendrás que hacerlo tu. Y si algo te impide realizar tus labores domesticas, que sea el tiempo que te dedicas a ti.

Nadie recordará lo impecable de la limpieza de tu hogar, ni lo rectas que queden los filos de los pantalones de tus hombres. No recordarán el tiempo récord en que preparas el almuerzo, ni el aroma primaveral que lograste impregnar en la ropa recién lavada. Nadie te hará un monumento por tus destrezas hogareñas. Talvez ni tu misma lo recordarás.

La limpieza de tu hogar se olvidará cuando los amigos lleguen a jugar en el piso. Las arrugas de los pantalones aparecerán nuevamente tan pronto se sienten. El almuerzo será disfrutado tan pronto lo coloques en la mesa. La ropa perderá muy pronto su aroma. Entonces te preguntarás, ¿Habrá valido la pena? El tiempo, el amor, los sacrificios realizados, ¿valen de algo?

Es tu responsabilidad y las asumirás con plenitud, pues fue tu elección. Lo que no elegiste fue anularte, fue olvidar lo satisfactorio de tener un espacio para ti. Debes recordar que también para ti hay tiempo. Que solo estando en paz contigo misma puedes brindarle esa paz a los tuyos. ¿Por qué postergarlo?

¿Por qué dejarlo para después? Ahora es el momento. ¡Escribe, escribe, escribe!

 

Dedicado: Dra. Olga

Carta de Amor

A Lieserl Einstein.

Cuando propuse la teoría de la relatividad, muy pocos me entendieron, y lo que te revelaré ahora para que lo transmitas a la humanidad también chocará con la incomprensión y los perjuicios del mundo.

Te pido aún así, que la custodies todo el tiempo que sea necesario, años, décadas, hasta que la sociedad haya avanzado lo suficiente para acoger lo que te explico a continuación.

Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no haya sido identificado por nosotros. Esta fuerza universal es el AMOR.

Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas.

El Amor es Luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. El Amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo. El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere. El Amor es Dios, y Dios es Amor.

Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida. Ésta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo.

Para dar visibilidad al amor, he hecho una simple sustitución en mi ecuación más célebre. Si en lugar de E= mc2 aceptamos que la energía para sanar el mundo puede obtenerse a través del amor multiplicado por la velocidad de la luz al cuadrado, llegaremos a la conclusión de que el amor es la fuerza más poderosa que existe, porque no tiene límites.

Tras el fracaso de la humanidad en el uso y control de las otras fuerzas del universo, que se han vuelto contra nosotros, es urgente que nos alimentemos de otra clase de energía. Si queremos que nuestra especie sobreviva, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, si queremos salvar el mundo y cada ser sintiente que en él habita, el amor es la única y la última respuesta.

Quizás aún no estemos preparados para fabricar una bomba de amor, un artefacto lo bastante potente para destruir todo el odio, el egoísmo y la avaricia que asolan el planeta. Sin embargo, cada individuo lleva en su interior un pequeño pero poderoso generador de amor cuya energía espera ser liberada.

Cuando aprendamos a dar y recibir esta energía universal, querida Lieserl, comprobaremos que el amor todo lo vence, todo lo trasciende y todo lo puede, porque el amor es la quinta esencia de la vida.

Lamento profundamente no haberte sabido expresar lo que alberga mi corazón, que ha latido silenciosamente por ti toda mi vida. Tal vez sea demasiado tarde para pedir perdón, pero como el tiempo es relativo, necesito decirte que te quiero y que gracias a ti he llegado a la última respuesta!.

Tu padre, Albert Einstein

fypnm4nvrpeqr5osdq2dConfieso que es la carta de amor más bella que he leído.

Bendita la musica

musica-emozioni-2

Bendita la música que acalla los demonios que me envuelven.

A veces es tarde

 Well you only need the light when it’s burning low
Only miss the sun when it starts to snow
Only know you love her when you let her go
Only know you’ve been high
When you’re feeling low
Only hate the road when you’re missing home
Only know you love her when you let her go
And you let her go

Staring at the bottom of your glass
Hoping one day you’ll make a dream last
But dreams come slow and they go so fast.

You see her when you close your eyes
Maybe one day you’ll understand why
Everything you touch surely dies

But you only need the light when it’s burning low
Only miss the sun when it starts to snow
Only know you love her when you let her go
Only know you’ve been high when you’re feeling low
Only hate the road when you’re missing home
Only know you love her when you let her go

Staring at the ceiling in the dark
Same old empty feeling in your heart
Because love comes slow and it goes so fast

Well you see her when you fall asleep
But never to touch and never to keep
Because you loved her too much
And you dived too deep

Well you only need the light when it’s burning low
Only miss the sun when it starts to snow
Only know you love her when you let her go
Only know you’ve been high when you’re feeling low
Only hate the road when you’re missing home
Only know you love her when you let her go
And you let her go… And you let her go
Well, you let her go

Because you only need the light when it’s burning low
Only miss the sun when it starts to snow
Only know you love her when you let her go
Only know you’ve been high when you’re feeling low
Only hate the road when you’re missing home
Only know you love her when you let her go

Because you only need the light when it’s burning low
Only miss the sun when it starts to snow
Only know you love her when you let her go
Only know you’ve been high when you’re feeling low
Only hate the road when you’re missing home
Only know you love her when you let her go
And you let her go

Passenger – Let her go

Querer mucho

Hay que quererme mucho, para estar conmigo noche y día

Hay que quererte tanto como tú me quieres, vida mía

Hacer risa del llanto y tener el corazón de piedra

Hay que quererme mucho, para comprender tu extraño mundo

Hay que amar como un loco para ver montañas donde hay llano

Tú haces que yo vea peces de colores en mis manos

Estoy en paz

Woman admiring sunset from mountain top

Estoy en paz. Tranquila conmigo misma. Plena en mis actuaciones. Satisfecha de mis resultados. Me siento cuidada y protegida. Amparada por su manto protector. Me admito dolida, triste… decepcionada, pero eso no realizará cambio alguno en mis proyectos.

Su altivez le ha servido de collar y el orgullo de vestido. Esas prendas no son de mi gusto. No me entallan al cuerpo.

Me mantengo sobre mis pies, erguida. Como un bambu me doblo, más no me rompo. Y menos ante simples gotas de agua.

Lamento mucho que esto te pueda afectar, pero aún queda mucho de mi para dar.

¡Acéptalo! ¡supéralo! y para que te sea más fácil ¡Coopera!.

Regresar

woman-suitcase_1605027_inl

Hoy me desperté dispuesta a regresar. No conozco los motivos especificos, pero quise hacerlo. Regresar al lugar de donde nunca debi salir. Espero que esta vez la permanencia sea más… permanente.

Debo confesar que extraño cosas que solo encuentro aquí, solo en este lugar inexistente, que esté sin estar.