De mi vivir

Razones

El diagnóstico me desubicó la existencia. Tenía otras expectativas, otros anhelos. No era lo que esperaba.

Todos los que me rodeaban me felicitaban de manera eufórica, mientras que ilusa yo les pedía con la mirada “justifica tu respuesta”.

Entonces ella me habló de su experiencia. Me dijo:

“Retate a conocer un tipo diferente de amor. Comprométete a aceptar tu nueva cómplice. Aprende a transferir tus conocimientos. Acepta que alguien más, dentro de tu círculo cercano, sabrá leerte entre líneas. Conviértete en maestra y comparte tu sabiduría, transfiriéndolos a una nueva generación. No será mejor. No será peor. Sólo será diferente. Para ti será como empezar de nuevo. Será tener una libreta recién comprada llena de líneas y hojas en blanco, esperando que tú la llenes con las anécdotas de tu nueva experiencias de ser mamá”.

Solo ella fue capaz de darme herramientas para este nuevo proyecto.

Anuncios
Libros, Música s & TV

Los errores que amamos

¿Por qué amamos tanto? ¿Por qué  duele amar así como lo hacemos?

¿Por qué seguimos haciéndolo si sabemos las consecuencias? ¿Qué nos motiva a tomas tantos riesgos?

No sé si fui ingenua al pensar que amarías igual con la misma fuerza de un huracán.
Fue mi culpa al final el quererte de más y tan sólo recibir la mitad.

Bajé la guardia y aposté el corazón. Tantas palabras y ninguna emoción.
Yo te quise y no te bastó, y aún te amo a pesar de que has sido mi peor error.

Y seguimos intentándolo una y otra vez. Siempre buscando el final feliz que nos vendieron en la niñez y en el que a pesar de nuestra edad, seguimos creyendo.

Un juego cíclico de nunca acabar… eso es amar.

 

Variadas

Querer mucho

Hay que quererme mucho, para estar conmigo noche y día

Hay que quererte tanto como tú me quieres, vida mía

Hacer risa del llanto y tener el corazón de piedra

Hay que quererme mucho, para comprender tu extraño mundo

Hay que amar como un loco para ver montañas donde hay llano

Tú haces que yo vea peces de colores en mis manos

De otros rinconces

Aplicar en nosotros mismos (1)

Este listado lo encontré pues un amigo lo compartió lo encontré tan interesante que no pude quedarme con el. He aquí, analicen ustedes su aplicación:

checklist

1 – Deja de pasar tiempo con las personas equivocadas: La vida es muy corta como para gastarla junto a personas que succionan tu energía y felicidad. Si alguien te quiere en su vida, harán espacio para ti, no deberías pelear por un lugar. Nunca jamás insistas con alguien que te pasa por alto. Recuerda que los verdaderos amigos no son necesariamente aquellos que se quedan contigo en los buenos tiempos, sino los que permanecen en las peores situaciones.

2 – Deja de huir de tus problemas: ¡Enfréntalos! No será fácil, nadie es capaz de salir ileso de todos los problemas. No siempre se puede salir instantáneamente de un problema cuando se presenta, no estamos hechos para eso. De hecho, lo normal es que sintamos tristeza, enojo, dolor, incertidumbre, derrota. Este es el propósito de la vida: Enfrentar los problemas, aprender de ellos, adaptarse y, finalmente, resolverlos con el paso del tiempo. Es lo que nos convierte y moldea a lo largo de la vida.

3 – Deja de mentirte: Puedes mentirle a cualquiera en el mundo, pero no puedes mentirte a ti mismo. Nuestra vida mejorará sólo cuando aprovechemos las oportunidades y la primera y más difícil es ser realmente honestos con nosotros mismos

4 – No dejes tus propias necesidades para lo último: La cosa más terrible es perderse a sí mismo mientras amas a alguien más, olvidándose de lo especial que es uno mismo. Esto no significa que dejes de ayudar a otros, sino que debes ayudarte a ti mismo también. Si existe un momento para seguir tu pasión y hacer algo que te importa, ¡Ese momento es justo ahora!

5 – Deja de intentar ser alguien que no eres: Uno de los grandes retos de la vida es ser uno mismo en un mundo que quiere que todos sean iguales. Siempre habrá alguien más listo, más guapo, más joven o más viejo, pero NUNCA serán TÚ. Jamás cambies para agradar a las personas; sé tú mismo y las personas correctas te amarán por ello.

6 – Deja de aferrarte al pasado: No puedes comenzar un nuevo capítulo en la vida si sigues leyendo y releyendo el anterior.

7 – Deja de tenerle miedo a los errores: Hacer algo y equivocarse es, al menos, diez veces más productivo que no hacer nada. Cada éxito trae una historia de fracasos detrás y cada error es un paso más cerca de la victoria. Uno termina arrepintiéndose de las cosas que no hizo más que de las cosas que hizo.

8 – Deja de culparte por errores pasados: Quizá amamos a la persona equivocada y lloramos por errores cometidos, pero no importa cuántas cosas hemos hecho mal, algo es seguro: los errores nos ayudan a encontrar a la persona y a las cosas correctas para nosotros. Todos cometemos errores, tenemos problemas e incluso nos arrepentimos de cosas de nuestro pasado. Pero tú no eres tus errores, no eres tus problemas y estás aquí y AHORA con el poder de moldear tus días y tu futuro. Cada cosa que te ha pasado en la vida te está preparando para algo que aún está por venir.

9 – Deja de intentar comprar la felicidad: Muchas de las cosas que deseamos son caras. Pero la verdad es que las cosas que en verdad nos satisfacen son totalmente gratis: el amor, las carcajadas y trabajar en nuestras pasiones. 🙂

10 – Deja de buscar la felicidad exclusivamente en otros: Si no eres feliz con quien eres por dentro, no serás feliz en una relación de largo plazo con cualquier otra persona. Primero tienes que crear estabilidad en tu propia vida, antes de que puedas compartir la vida con alguien más.

11 – Deja de ser pasiva: No pienses demasiado las cosas o crearás un problema que ni siquiera estaba ahí en primer lugar. Evalúa las situaciones y toma acciones decisivas. No puedes cambiar cuando te rehúsas a confrontar las cosas, el progreso implica riesgo, ¡Punto! No puedes llegar a segunda base si tienes un pie en la primera.

12 – Deja de creer que no estás listo: Nadie se siente 100% preparado cuando una oportunidad se presenta. Es porque las oportunidades en la vida nos empujan fuera de nuestras zonas de confort, lo que significa que nunca nos sentiremos completamente cómodos en un principio.

13 – Deja de envolverte en relaciones por las razones equivocadas: Las relaciones deben ser escogidas sabiamente. “Mejor sola que mal acompañada”, decía mi abuelita. No hay necesidad de apresurarse, si algo debe ser lo será a su debido tiempo, con la persona adecuada y el momento debido. Enamórate cuando estés listo, no cuando te sientas solo.

14 – Deja de evitar nuevas relaciones sólo porque las pasadas no funcionaron: En tu vida te darás cuenta de que hay un propósito para cada persona que conozcas. Algunas personas te pondrán a prueba, otras te enseñarán grandes lecciones, pero lo más importante es que algunas sacarán lo mejor de ti.

15 – Deja de competir contra todos: No te preocupes si a otros les va mejor que a ti, concéntrate en romper tus propios récords cada día. El éxito es una batalla entre tú y tú mismo, sólo eso.

http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/17896436/30-Cosas-Que-Debes-Dejar-De-Hacerte-A-Ti-Mismo.html

Con dedicatoria

Compañia

image
No somos perfectos, pero no la necesitamos para disfrutar a plenitud uno del otro. “De la abundancia del corazón, habla la boca”, dice la Biblia. Es por eso que desde que llevo dos anillos en mi mano izquierda, las palabras respecto a ti fluyen con mayor facilidad. Has llenado mis expectativas, al punto de sobrepasarlas. Día a día, encuentras maneras de alivianar mis cargas. Tu compañía me reconforta, me sana, me libera, me protege. Quisiera encontrar miles de maneras nuevas para que lo entiendas.

Con dedicatoria

No es obligado

Imponer-la-voluntad

Imponer no es correcto ni debido en ningún momento ni en ningún aspecto de nuestras vidas. Especialmente en la amistad o en el amor.

No es obligado amar a alguien. Tampoco ser amigos.

Es una situación que debe nacer voluntariamente. Cuando se fuerza pierde el sentido de a misma.

Mi amiga Saory me dio una cátedra de moralidad y lógica, sólo con una sola frase.

«No impongas tu presencia en la vida de nadie. Quién quiera compartirla contigo, te invitará. Quién no, sabrá de igual manera alejarse de ti y alejarte a ti de ella».

Para mi, palabras dignas de recordar y practicar.