soledad

Mi vida me enseñado que la autonomía y autosuficiencia causa soledad… y la soledad cuando no es buscada o propiciada, no es buena, no resulta agradable.

Resulta que no es precisamente ayuda lo que necesitas. A veces lo que se requiere es un abrazo de consuelo, unas palabras de aliento, un hombro de apoyo, una sonrisa de satisfacción, una mirada de complicidad, un apretón de manos que denote orgullo.
Esos gestos también son necesarios.

 

Anuncios