En los días de recién casada, encontré el dvd de la película “La Chica del Dragón Tatuado“, sin mucho entusiasmo y con ánimos sólo de matar el tiempo me dediqué a verlo.

Menuda sorpresa hallé al no lograr despegarme de la pantalla durante los 150 minutos que dura. Sencillo: ¡Me encantó!

Inmediatamente me di a la investigación y descubrí que el guión fue basado en el libro “Los hombres que no amaban a las mujeres” del sueco Stieg Larsson. El manuscrito cuenta con 729 páginas, las cuales te mantienen, quieras o no, amarrado a la historia.

Este es sólo el primer tomo de la serie Millenium. “La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina” y “La reina en el palacio de las corrientes de aire” son los ejemplares que completan la trilogía. (Los cuales, cabe destacar, ya están en mi librero a espera de que me decida.)

La pasión que sentí durante las dos semanas en las que leí este libro me recordaron los años en los que siendo más joven que hoy la lectura era mi droga. En el 2007 me atreví a leer “Cien años de soledad” en solo 3 días.

Bienvenida sea esta nueva adicción.

Ya les contaré sobre los libros restantes.

Anuncios