Y poco a poco con el paso de las semanas se fueron esfumando las muchas incertidumbres del futuro venidero.

Sólo hizo falta que recordara que mi futuro lo armo yo día tras día.

Anuncios