too-much-work

¡Qué semana está la mía! Siempre diciembre tiene la facultad de llenarme de cosas que hacer.

Mi departamento parece haber guardado todo el trabajo del año para este mes.

Informes, asambleas varias, fiestas de fin de año, agendas, canastas, presupuestos…

Facturas, maestros de ceremonias, invitaciones, notas de prensa, sonidos, micrófonos, artistas, músicos, el coro, protocolo, ropa adecuada, maquillaje ideal, invitados especiales…

Incluso una transmisión en vivo vía internet… quien me hubiese dicho que debería manejar entrevistas en escenarios.

Y todo esto sin que el cúmulo de papeles a los cuales darles salida en la oficina disminuya o se reduzca.

Ah… por favor ténganme paciencia que esto también pasará.

Anuncios