Hay cosas que queman dentro del alma. Sólo intento evitar el incendio.

Más reciente

La Falta de Comunicación en la Era de las RRSS

Imagen

Declaro mi ignorancia… hay cosas que sencillamente no entiendo. Por que el afán de complicarnos tanto la corta vida que tenemos.

Hemos perdido el correcto arte de la comunicación. Irónico. Ahora que tenemos las actualizaciones de la vida de nuestros amigos en el muro de Facebook, seguidores que nos envían mensajes de 140 caracteres en Twitter, hermosos filtros para nuestras fotos en Instagram, canales para videos en YouTube, perfiles profesionales en Linkedin, imágenes de gran tamaño en Pinterest, nos geolocalizamos con Foursquare y si queremos vernos mientras hablamos, iniciamos sesión en Skype… y quien sabe que nueva red social se pondrá de moda mañana… como por ejemplo Snapchat.

Ya no hace falta enviar sms ni requerimos tener fondos en nuestro plan de voz para llamar, tenemos Whats App, Line, Hangouts, Textgram… perdonen los usuarios que tengan alguna otra que haya olvidado. Ahhh eso si contar los variados números telefónicos de contacto que también poseemos. El móvil personal que nunca olvidamos en ningún lugar, el teléfono local que solo usamos los fines de semana que nos quedamos en casa y cuando tenemos que monitorear a los niños, el teléfono de la oficina, el otro móvil que nos asigna la compañía y que nunca debemos dejar de contestar, y a veces aprovechamos, no sé donde radica el beneficio, la oferta de nuestro proveedor y nos enganchamos otro aparato móvil, ya sea porque el plan resultado más barato o el aparato más moderno.

¿Hasta dónde llegaremos? Se supone que todas estas facilidades comunicacionales buscan mantenernos en “contacto” con los nuestros, cortar distancias… más el resultado final es ABSOLUTAMENTE contrario.

A mayor inclusiones en redes sociales o aparatos de comunicación, más lejos y menos presente estamos en la vida de los seres que amamos.

¡Qué triste resulta este resultado! Acercamos a los que están distantes pero alejamos a los cercanos.

¿Dónde quedaron los cafés al atardecer? Esos mismos que usaban las damas para alejarse un poco de sus realidades y charlar entre amigas. Al salir del trabajo y antes de llegar al hogar, para comentar las últimas travesuras de los chicos, o los proyectos con los esposos.

O aquellas que aún estando en la universidad llegaban a contarse a las amigas los mismos chismes que habían presenciado juntas horas atrás. Que relajante resultaba ira al salón de belleza a actualizarse de las vidas de las celebridades, presentadores de televisión, artistas y socialites.

Nuestra vida actual es triste. Cada quien vive amarrado a una pantallita, sea del móvil o de la tableta. Ausentes de la realidad que no rodea.

Tenemos mayor conocimiento e información de los atentados de Bruselas y del viaje de Obama a Cuba que de los planes de gobierno de los políticos que aspiran a abastecerse de las arnas del Estado durante los próximos años.

¡Qué ironía! Tenemos un mayor flujo de información al mismo tiempo que carecemos de esta.

Anuncios

Mujeres equivocadas

Que difícil resulta para las féminas admitir que solo vivieron una ilusión. Entender que se dejaron envolver en una mentira que ellas querían creer y volver realidad. Linda y bien estructurada, pero una mentira al fin y al cabo.
Admitir que enamorarse así fue una equivocación. Admitir que las decisiones que tomaron no fueron las correctas, que cerraron los ojos entregando todo sin tomar las medidas de precaución idóneas.
Es entonces cuando el amor propio termina herido, por más que se sometan a estar atadas, sólo liberándose es cuando encuentran tranquilidad. Alejarse resulta menos doloroso que mantenerse a su lado. Ellos nunca dieron razones para seguir, para caminar la milla extra.

Al final nos damos cuenta que lo mejor era cambiar de piel, eso es lo único que nos da la paz y la tranquilidad que realmente merecemos y necesitamos.

Café en compañía

84902eb9d98e64dba29aaea79bbf7007

Su aroma es envolvente, su sabor es inigualable y adicto. Siempre cae bien, no importa hora o lugar. El detalle radica en que por mas delicioso que sea en soledad, es mejor en compañía.

Es sinónimo de largas charlas confesionales y reencuentros, de conversaciones informales y tratos de negocios, nuestra de complicidad y de trato afable. 

Mi espejo en Antioquia

No soy tan única como creí, la originalidad de mi existencia no es tan original. Soy copia y otros copiaran de mí.

Es Antioquia encontré el reflejo de mi situación, con variación del sexo.

Un engaño que ella creyó capaz de manejar. La situación resultó demasiado para su alma comprometida. Guardó lo que sabía unas semanas, pensando que todo seguiría de manera normal. Un día no aguantó más. El silencio rompió y todas las verdades salieron a flote.

Todos nos enfrentamos a situaciones muy parecidas pero de resultados disimiles.

Algunos no logran perdonar y deciden empezar el camino solos. Otros perdonan pero optan por la separación y la definición de nuevos objetivos.

La vida no es mas que muchas historias iguales que enfrentan personas que no se conocen y nunca se conocerán.

 

Persistencia

empeño, insistir, persistencia

Y a pesar de todo… seguimos aferrándonos a la vida, a sobrevivir, a mantenernos respirando.

Independencia parental

Admitámoslo nadie tiene la verdad absoluta de todas las cosas que le rodean. Y yo, la más imperfecta de las hijas de Dios pues mucho menos. Esto me hace pensar que tengo una percepción errónea de lo que debe ser una familia.
Me explico: No tuve la dicha, creo que pocos llegamos a ostentarla, de tener cercanía personal con mis padres. Okey son mis padres y el respeto está ahí, por supuesto, pero no son de mi confianza, lo confieso, no son en quienes pienso cuando llegan los problemas o a quienes acudo cuando las dudas existenciales llegan. Ese nunca ha sido su papel en mi vida.
957811
Así que cuando veo a quienes para todo cuentan con sus progenitores, lo veo raro. Ni bien ni mal, solo raro. Asumo que llega un momento en la vida en que las decisiones así como las consecuencias de estas son enteramente personales. Una cosa es consultar a quienes nos procrearon, pero que nuestra decisión final dependa absolutamente de ellos, eso no lo veo bien.
Es muy probable  que la equivocada sea yo. Que mi deseo de demostrar mi independencia haga que pierda los maravillosos consejos que mis padres podrían llegar a darme.
Tampoco es que evite los consejos que personas mayores podrían ofrecerme. Tengo amigos con los que si cuento y a quienes suelo acudir. Es solo que no es mi estilo exponerles mis más íntimos pensamientos.
No se sientan ofendidos, quienes crean que deban. Es solo lo que pienso y siento.

Me cambiaste

Confieso que desde mucho antes de nacer…

ya estaba guardando esta canción para ti.

i-love-you-Zaid