Hay cosas que queman dentro del alma. Sólo intento evitar el incendio.

Entradas etiquetadas como “tranquility

Estoy en paz

Woman admiring sunset from mountain top

Estoy en paz. Tranquila conmigo misma. Plena en mis actuaciones. Satisfecha de mis resultados. Me siento cuidada y protegida. Amparada por su manto protector. Me admito dolida, triste… decepcionada, pero eso no realizará cambio alguno en mis proyectos.

Su altivez le ha servido de collar y el orgullo de vestido. Esas prendas no son de mi gusto. No me entallan al cuerpo.

Me mantengo sobre mis pies, erguida. Como un bambu me doblo, más no me rompo. Y menos ante simples gotas de agua.

Lamento mucho que esto te pueda afectar, pero aún queda mucho de mi para dar.

¡Acéptalo! ¡supéralo! y para que te sea más fácil ¡Coopera!.

Anuncios

Introspección

Reflexion-ElenaKalisTengo varios días haciéndolo. Hay partes de mí que no están en el lugar que deberían. Dentro de mi desorden personal todo está en orden, conozco donde encontrar lo que necesito. Pero hay algo nuevo que no sé cuándo llegó, cómo está aquí, ni quién lo trajo.

Este sentimiento de malestar está haciendo estragos en mi normal actuar y no me gusta; no forma parte de mi ser y se esta haciendo constante.

Suelo mirarme en el espejo, a ver si reflejándome logro encontrar en mis ojos las respuestas. Eso no ha pasado.

He alternado mis técnicas, en diferentes horas, con diferentes aspectos, con disímiles estado de ánimo. Nada de esto ha funcionado. No encuentro la razón.

Me han invitado a la playa y voy a aprovechar la ocasión. He sido oportunista, lo sé, pero la curiosidad me mata. He evitado el alcohol, no lo quiero de intruso en este experimento.

Luego de esperar el atardecer, me he metido al agua, justamente cuando todos ya se alejan de ella. No me he quitado la ropa, me he ido adentrando poco a poco hasta quedar completamente sumergida. Silencio total. Olas leves que vienen y van. Más silencio. Me dejo llevar. Intento pensar pero no lo logro. No es momento de pensar. Prefiero seguir sintiendo.

Luego de transcurrido el tiempo que a mi cuerpo le parecía suficiente. Salgo empapada, ausente de alguna idea que ponga en orden las cosas.

No logré mi objetivo. Lo admito. Lo positivo de todo es que he logrado un estado tal de tranquilidad y serenidad que le ha brindado a mi alma una nueva perspectiva.

Salgo renovada con energías recargadas que me ayudaran a buscar puntos positivos de apoyo en los cuales enfocarme.

Ahora esperanzada, sé que todo irá bien. Sólo tengo que intentarlo.


Necesidades

“¡Necesito paz y tranquilidad!”.

Eso me gritó segundos antes de cerrar la puerta y con el estruendo que provocó, salir de nuestra casa y de mi vida.

Sí piensas que me quedé llorando como magdalena tirada en el suelo, te equivocas. Permanecí justamente en el lugar donde estaba parada antes de que el huracán se desatara, sólo preguntándome como rayos un simple recordatorio de los pagos pendientes del hogar provocaron tan teatral escena.

Hace días que se largó magistralmente y aunque la decepción y la tristeza han llenado los huecos que dejó vacíos, se que todo irá bien.

No se cuando, no se cómo, no se por qué, se que un día recordaré toda esta situación y reiré por la manera tan histrionica en la que se marchó.

Lastima y pena de las almas de quienes buscan en un plano material aquellas cosas que no son capaces de desarrollar en su interior.