Ya es tarde

hombre, solo, divorcio, triste

Ahora es que te das cuenta de tus errores.

Ahora es que empiezas a valorar tu hogar, tus hijos y a tu esposa.

Ahora que la soledad va invadiendo poco a poco cada esquina de tu espíritu.

Ahora que ya todo es definitivo, es que quieres arriesgarte a intentarlo.

Ahora es que consideras que 2 décadas de matrimonio no pueden tirarse por la borda.

Ahora es que empiezas a organizar las prioridades de tu vida. Hoy que tu esposa pone en tus manos la demanda de divorcio.

Ahora es que recuerdas las razones que hicieron que te enamoraras de ella.

Ahora es cuando comprender la inestabilidad emocional que representará esta separación para tus hijos.

Ahora entiendes que tus infidelidades no eran inofensivas.

Ahora te das cuenta que tus «deslices» no valían la pena, pero si fueron carcomiendo la paciencia de tu casi «ex» – esposa.

Ahora te ves ante el abismo de la vida que tú solo provocaste y eso te asusta.

sentencia, divorcio, separación, juez

A mi amiga en la distancia

He intentado escribir estas lineas más de tres veces y siempre termino borrando. No se por qué, a lo mejor no encuentro la manera de decirte todas las cosas que necesito decirte. Sinceramente creo que lo que necesito en verdad es sentarme a tu lado, decirte que te quiero, que eres importante, que tomemos un café, sentir la cercanía de un abrazo, mirarte a los ojos y que al confesarte mis pensamientos, lágrimas crucen mi rostro.

Te extraño mucho

De que somos diferentes lo somos, pero a la vez tan símiles que no hace falta que te cuente las cosas. Tú las sabes, porque si.

Sé que últimas decisiones de mi vida no son de tu agrado, estoy clara, y me entristece saber que no cuento con tu apoyo.

No te guardo rencor ni nada al respecto. Te amo tanto como hace muchos meses atrás, y el que mi vida cambie, no implica que mis sentimientos por ti también lo hagan… ¿Te lo repito? Te Amo.