La Falta de Comunicación en la Era de las RRSS

Imagen

Declaro mi ignorancia… hay cosas que sencillamente no entiendo. Por que el afán de complicarnos tanto la corta vida que tenemos.

Hemos perdido el correcto arte de la comunicación. Irónico. Ahora que tenemos las actualizaciones de la vida de nuestros amigos en el muro de Facebook, seguidores que nos envían mensajes de 140 caracteres en Twitter, hermosos filtros para nuestras fotos en Instagram, canales para videos en YouTube, perfiles profesionales en Linkedin, imágenes de gran tamaño en Pinterest, nos geolocalizamos con Foursquare y si queremos vernos mientras hablamos, iniciamos sesión en Skype… y quien sabe que nueva red social se pondrá de moda mañana… como por ejemplo Snapchat.

Ya no hace falta enviar sms ni requerimos tener fondos en nuestro plan de voz para llamar, tenemos Whats App, Line, Hangouts, Textgram… perdonen los usuarios que tengan alguna otra que haya olvidado. Ahhh eso si contar los variados números telefónicos de contacto que también poseemos. El móvil personal que nunca olvidamos en ningún lugar, el teléfono local que solo usamos los fines de semana que nos quedamos en casa y cuando tenemos que monitorear a los niños, el teléfono de la oficina, el otro móvil que nos asigna la compañía y que nunca debemos dejar de contestar, y a veces aprovechamos, no sé donde radica el beneficio, la oferta de nuestro proveedor y nos enganchamos otro aparato móvil, ya sea porque el plan resultado más barato o el aparato más moderno.

¿Hasta dónde llegaremos? Se supone que todas estas facilidades comunicacionales buscan mantenernos en «contacto» con los nuestros, cortar distancias… más el resultado final es ABSOLUTAMENTE contrario.

A mayor inclusiones en redes sociales o aparatos de comunicación, más lejos y menos presente estamos en la vida de los seres que amamos.

¡Qué triste resulta este resultado! Acercamos a los que están distantes pero alejamos a los cercanos.

¿Dónde quedaron los cafés al atardecer? Esos mismos que usaban las damas para alejarse un poco de sus realidades y charlar entre amigas. Al salir del trabajo y antes de llegar al hogar, para comentar las últimas travesuras de los chicos, o los proyectos con los esposos.

O aquellas que aún estando en la universidad llegaban a contarse a las amigas los mismos chismes que habían presenciado juntas horas atrás. Que relajante resultaba ira al salón de belleza a actualizarse de las vidas de las celebridades, presentadores de televisión, artistas y socialites.

Nuestra vida actual es triste. Cada quien vive amarrado a una pantallita, sea del móvil o de la tableta. Ausentes de la realidad que no rodea.

Tenemos mayor conocimiento e información de los atentados de Bruselas y del viaje de Obama a Cuba que de los planes de gobierno de los políticos que aspiran a abastecerse de las arnas del Estado durante los próximos años.

¡Qué ironía! Tenemos un mayor flujo de información al mismo tiempo que carecemos de esta.

Vida: Online y Real

social media logotype

Las redes sociales han llenado nuestras vidas. Queramos o no ya estamos envueltos en toda una vorágine de información donde cualquier mensaje, cualquier opinión puede volverse viral. 

Ya debemos asumirlo, las redes sociales, no son privadas. Las cosas que en la nube publicamos, ahí se quedaran por siempre. Debemos asumirlo y cuidar nuestra «reputación online». En nuestra sociedad actual ser diferente sigue siendo tabú, la modernidad no ha llegado a la mente de todos los habitantes de la tierra.

El siguiente artículo tiene más de un año,  es un compilado de las cosas que se están haciendo cada vez más común y de las que debemos cuidarnos.

13 personas que perdieron el trabajo por un mensaje publicado en Twitter

Twitter es una red social pública. Todo lo que allí se publica queda por defecto abierto a toda la Red y no todos sus usuarios parecen percatarse de esta característica. La inocencia de algunos les ha costado incluso el trabajo.

Mensajes racistas, contra el jefe o simplemente inapropiados para la empresa. Los trece más famosos los recoge The Huffington Post en Fired Over Twitter: 13 Tweets That Got People CANNED. Puedes verlos en versión original en la galería de imágenes, su traducción viene abajo:

The Connor: “Cisco acaba de ofrecerme un trabajo! Ahora tengo que sopesar entre la utilidad de un ‘grueso’ cheque y viajar a diario a San Jose para hacer un trabajo odioso”. Esto es lo que dijo @theconnor tras una entrevista de trabajo en Cisco. La empresa lo vio y, por supuesto, no le contrató.

Octavia Nasr: “Triste de oír el fallecimiento de Sayyed Mohammad Hussein Fadlallah.. Uno de los gigantes de Hezbollah que respeto mucho..”. Mensaje de la periodista de la CNN Octavia Nasr por el que fue despedida. Lamenta la muerte del Ayatolá libanés que está relacionado con la muerte de 260 norteamericanos.

Camarero en Baverly Hills: “Martes: Jane Adams, estrella de la serie ‘Hung’ de HBO abandonó (el restaurante) sin pagar 13,44 dólares. Su agente llamó y pagó al día siguiente. NO DEJÓ PROPINA!”. Mensaje de un camarero en un restaurante en de Baverly Hills. Un mes después, la actriz fue para dejar la propina y avisar al jefe del camarero sobre el mensaje. El trabajador fue despedido.

Mick Bacsik: “Felicitaciones a todos los sucios mexicanos de San Antonio” decía el jugador de béisbol Mike Bacsik tras un partido. Fue despedido por racista.

Empleado con blog secreto: el jefe de una ONG en St. Louis (EEUU) descubrió a través de Twitter que una empleada mantenía un blog secreto sobre sexo. La despidió.

Un trabajador de California Pizza Kitchen expresó su disgusto en Twitter sobre el nuevo uniforme que debían usar. Lo dirigió directamente a la cuenta de su empresa. El jefe buscó la localización del empleado dejada en la red social, lo encontró y despidió. Posteriormente el empleado subió un vídeo a YouTube  como respuesta: Twitter Got Me Fired!!!.

La comediante australiana Catherine Deveny fue despedida del periódico The Age por ‘twittear’ su deseo de que el hijo de 11 años de Steve Irwin tuviera sexo.

Stuart MacLennan: “Dios este comercio justo, los plátanos orgánicos son una mierda. Puedo tener por favor uno cultivado por esclavos, químicamente tratado y genéticamente modificado?”. Esto es lo que dijo el político laborista del Reino Unido Stuart MacLennan. En ese momento formaba parte del gobierno y fue despedido.

Vanderlei Luxemburgo, ex entrenador del Real Madrid, fue despedido de el club brasileño Palmeiras por criticar en Twitter a uno de sus jugadores, Keirrison. Dijo: “Si no lo venden (al Barcelona) no volverá a jugar para mi”.

Nick Sowden, joven miembro del partido liberal australiano fue despedido por realizar comentarios racistas sobre Obama en Twitter. Sowden se defendió afirmando que se trataba de simples bromas.

Jennifer Carter, ex empleada de la escuela de enfermería de la Universidad de Mississippi fue despedida por violar una ley federal al publicar una serie de mensajes en Twitter sobre su trabajo.

Felipe Milanez, ex editor de fotografía de National Geographic en Brasil fue despedido tras criticar en Twitter una revista perteneciente a la misma editorial.

Fuente original: http://tuempleord.com/?p=19897