Aplicar en nosotros mismos (1)

Este listado lo encontré pues un amigo lo compartió lo encontré tan interesante que no pude quedarme con el. He aquí, analicen ustedes su aplicación:

checklist

1 – Deja de pasar tiempo con las personas equivocadas: La vida es muy corta como para gastarla junto a personas que succionan tu energía y felicidad. Si alguien te quiere en su vida, harán espacio para ti, no deberías pelear por un lugar. Nunca jamás insistas con alguien que te pasa por alto. Recuerda que los verdaderos amigos no son necesariamente aquellos que se quedan contigo en los buenos tiempos, sino los que permanecen en las peores situaciones.

2 – Deja de huir de tus problemas: ¡Enfréntalos! No será fácil, nadie es capaz de salir ileso de todos los problemas. No siempre se puede salir instantáneamente de un problema cuando se presenta, no estamos hechos para eso. De hecho, lo normal es que sintamos tristeza, enojo, dolor, incertidumbre, derrota. Este es el propósito de la vida: Enfrentar los problemas, aprender de ellos, adaptarse y, finalmente, resolverlos con el paso del tiempo. Es lo que nos convierte y moldea a lo largo de la vida.

3 – Deja de mentirte: Puedes mentirle a cualquiera en el mundo, pero no puedes mentirte a ti mismo. Nuestra vida mejorará sólo cuando aprovechemos las oportunidades y la primera y más difícil es ser realmente honestos con nosotros mismos

4 – No dejes tus propias necesidades para lo último: La cosa más terrible es perderse a sí mismo mientras amas a alguien más, olvidándose de lo especial que es uno mismo. Esto no significa que dejes de ayudar a otros, sino que debes ayudarte a ti mismo también. Si existe un momento para seguir tu pasión y hacer algo que te importa, ¡Ese momento es justo ahora!

5 – Deja de intentar ser alguien que no eres: Uno de los grandes retos de la vida es ser uno mismo en un mundo que quiere que todos sean iguales. Siempre habrá alguien más listo, más guapo, más joven o más viejo, pero NUNCA serán TÚ. Jamás cambies para agradar a las personas; sé tú mismo y las personas correctas te amarán por ello.

6 – Deja de aferrarte al pasado: No puedes comenzar un nuevo capítulo en la vida si sigues leyendo y releyendo el anterior.

7 – Deja de tenerle miedo a los errores: Hacer algo y equivocarse es, al menos, diez veces más productivo que no hacer nada. Cada éxito trae una historia de fracasos detrás y cada error es un paso más cerca de la victoria. Uno termina arrepintiéndose de las cosas que no hizo más que de las cosas que hizo.

8 – Deja de culparte por errores pasados: Quizá amamos a la persona equivocada y lloramos por errores cometidos, pero no importa cuántas cosas hemos hecho mal, algo es seguro: los errores nos ayudan a encontrar a la persona y a las cosas correctas para nosotros. Todos cometemos errores, tenemos problemas e incluso nos arrepentimos de cosas de nuestro pasado. Pero tú no eres tus errores, no eres tus problemas y estás aquí y AHORA con el poder de moldear tus días y tu futuro. Cada cosa que te ha pasado en la vida te está preparando para algo que aún está por venir.

9 – Deja de intentar comprar la felicidad: Muchas de las cosas que deseamos son caras. Pero la verdad es que las cosas que en verdad nos satisfacen son totalmente gratis: el amor, las carcajadas y trabajar en nuestras pasiones. 🙂

10 – Deja de buscar la felicidad exclusivamente en otros: Si no eres feliz con quien eres por dentro, no serás feliz en una relación de largo plazo con cualquier otra persona. Primero tienes que crear estabilidad en tu propia vida, antes de que puedas compartir la vida con alguien más.

11 – Deja de ser pasiva: No pienses demasiado las cosas o crearás un problema que ni siquiera estaba ahí en primer lugar. Evalúa las situaciones y toma acciones decisivas. No puedes cambiar cuando te rehúsas a confrontar las cosas, el progreso implica riesgo, ¡Punto! No puedes llegar a segunda base si tienes un pie en la primera.

12 – Deja de creer que no estás listo: Nadie se siente 100% preparado cuando una oportunidad se presenta. Es porque las oportunidades en la vida nos empujan fuera de nuestras zonas de confort, lo que significa que nunca nos sentiremos completamente cómodos en un principio.

13 – Deja de envolverte en relaciones por las razones equivocadas: Las relaciones deben ser escogidas sabiamente. “Mejor sola que mal acompañada”, decía mi abuelita. No hay necesidad de apresurarse, si algo debe ser lo será a su debido tiempo, con la persona adecuada y el momento debido. Enamórate cuando estés listo, no cuando te sientas solo.

14 – Deja de evitar nuevas relaciones sólo porque las pasadas no funcionaron: En tu vida te darás cuenta de que hay un propósito para cada persona que conozcas. Algunas personas te pondrán a prueba, otras te enseñarán grandes lecciones, pero lo más importante es que algunas sacarán lo mejor de ti.

15 – Deja de competir contra todos: No te preocupes si a otros les va mejor que a ti, concéntrate en romper tus propios récords cada día. El éxito es una batalla entre tú y tú mismo, sólo eso.

http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/17896436/30-Cosas-Que-Debes-Dejar-De-Hacerte-A-Ti-Mismo.html

Experiencias y círculos…

camino, sendero, continuar, ruta

Hace unos momentos hablaba con unos amigos (No los etiqueto por asunto de privacidad / confidencialidad), y me hicieron revivir una de las lecciones que más he aprendido a valorar en la vida, una que hace algunos años una mujer que quise mucho me enseñó: a no aferrarme a nada ni a nadie. A veces se me olvida su enseñanza y es que es un proceso bien fácil apegarse a alguien y bien difícil despegarse, retomar las riendas, asumir la propia vida, aparte de esa persona. Los cambios llegan, unos más amablemente que otros, otros más duramente, pero todos con una enorme lección para aprender y quizá con un dolor que solamente significa una enseñanza sobre cómo asumir la vida con más orientación para una próxima ocasión.

He hablado con muchos amigos y conozco muchas personas aferradas a su pasado, o aferradas a un presente que ya no funciona, cargando con los grilletes de relaciones anteriores que ya terminaron, o con otras que no pudieron ser (aunque hayan sido por un momento muy corto y maravilloso). El tiempo me ha enseñado y me sigue enseñando que simplemente en ciertos momentos hay aprendizajes, en personas y situaciones, y que esos aprendizajes con esas personas y con esas situaciones deben terminar, y que no puedes hacer nada con forzar las cosas o con aferrarte a tu punto de vista: tienes que dejar ir. Empezar de nuevo, conocer gente nueva, formar otras relaciones. Capitalizar aprendizajes con personas y situaciones y asumir la vida sin ellas pero con los aprendizajes que te han dejado, con las cosas buenas que te han dado, con lo bueno que ellas aprendieron de ti.

El estancamiento es algo de lo cual muchos son víctimas, ya sea en relaciones disparejas, ya sea en la infame zona de los mejores amigos, ya sea anhelando los momentos pasados con parejas y relaciones que ya se fueron. El estancamiento no te permite ver lo que tienes al frente, no te permite ver al futuro, solo te permite anhelar repetir lo que ya ha pasado por tu vida. El estancamiento te quita creatividad y te engaña haciéndote pensar que la vida no cambia, que todo tiene que ser como tu pasado. El estancamiento te pone vendas en los ojos que no te permiten que veas las cosas como son y que resulta en que tú mismo te engañas viendo sólo lo que tú quieres ver.

Señores… hay que despertar.

Lo contrario al estancamiento es la evolución. Es entender que los cambios nos llevan a conocernos más, a saber más acerca de nosotros mismos, los demás y las circunstancias, a aprender que tenemos mucho que dar, o que tenemos que aprender a ser más generosos. La evolución te enseña a saber qué aceptarás y que eliminarás de tu vida y de las cosas que quieres. La evolución te hace crecer, abrirte a nuevas posibilidades. La evolución es apasionante, porque siempre la vida será más sabia de lo que tú eres. Si eres demasiado controlador y calculador la vida te mostrará que en lo impredecible se encuentra justo aquello que tú necesitas y que en lo inesperado llega la respuesta y la certeza que has estado buscando.

No controles. Que tiempo necesitas para saber que tu relación actual no compatible contigo? 6 meses? 1 año? 2? 5? 10?…

Simplemente respira, relájate y deja partir eso que te está atando.

Si te has equivocado aprende de tu error, sigue adelante y haz un compromiso contigo mismo de no caer en la misma trampa, de ver las cosas diferentes, de hacer lo correcto.

Empieza de nuevo, pero no desde ceros, porque has aprendido, has vivido, has querido y te has entregado y sabes que tienes los recursos para actuar, que sabes lo que quieres, que sabes cómo lograr lo que deseas, que puedes si es que quieres.

Si evolucionas sólo encontrarás cosas que te complementen y te hagan feliz, si te estancas nada te dará satisfacción.

Si lo crees sólo vendrán cosas buenas, si te quitas las vendas de los ojos y aceptas que hay que irse y dejar ir. Acepta la libertad de los otros de partir. Acepta que la vida es sabia y si siembras cosecharás.

No guardes temores sobre el futuro. No ansíes volver al vivir el pasado. Vive minuto a minuto y aprende a saber cuándo debes moverte y tomar tu propio camino.

Hay que agradecer por lo vivido. Respirar y seguir caminando.

https://www.facebook.com/notes/juan-ramos-rodriguez/experiencias-y-c%C3%ADrculos/10151430278605927