Agradable Compañia

Lograr coordinar nuestras agendas fue todo una odisea. Entre sus responsabilidades empresariales y las mías, mis horarios familiares y los de ella no lográbamos congeniar. Hubo que esperar dos semanas para que la cita se hiciera efectiva.

Nunca requerimos una razón específica para vernos. Dos amigas de toda la vida no la necesitaban. Solo era asunto de pasar tiempos juntas.

Iniciamos con un café, continuamos con un almuerzo y pasamos la tarde entre copas de vino artesanal. Lo peor de todo es que los temas nunca terminaron. Siempre hay cosas que debatir. 

Que agradable es poder decir lo que se piensa en total libertad. Poder expresar los sentimientos que se mantienen bien ocultos en los rincones del alma. Saber que las palabras no serán malinterpretadas, que las frases no serán juzgadas, ni las intenciones vistas con matices maquiavélicos. Solo hablar y desahogarse sin temores. Tener la seguridad de que cada palabra será escuchada con atención, con el marcado interés de ayudar a buscar las aristas de las esquinas que aún no se han visto, crear soluciones nuevas, realizar innovaciones al analizar todas las opciones, posibles o imposibles.

Francamente hablando

escribir, redactar, confesar, desahogarse

 

No he estado bien respecto al blog.

Tan crudo y triste como se lee, de igual forma se siente y se lee.

Este espacio se creó con la intención de gritarle al mundo mis dolencias propias (si, así de egoísta fui). Actualmente no se si si realmente seré capaz de mantener este barco a flote. Las cotidianidades me embargan de forma tan total que me aíslan de las cosas que amo como este blog.

Agniezka se está ahogando ante la burguesía, la burocracia, la democracia, la monarquía, la dictadura y la totalidad de todas las formas de gobiernos existentes.

No encuentro tiempo para mi.

Perdonen el abandono virtual al que han sido sometidos, pero no seré yo quien les mienta.

Veremos que trae dentro de los próximos meses el barco, la marea, los tifones, tsunamis, huracanes, vientos continentales  y demás precipitaciones atmosféricas existentes y pendientes de presentarse.