Nuestro contrato

Me gustaría que este fuese el modelo que hubiésemos firmado el día en que decidimos unirnos.

El amor sólo hace bien si es compartido.

Dame un beso al despertarme cada mañana, y me quedaré a vivir junto a tu cama.

Dame un poco de alegría para mi alma, y yo le daré a la tuya lo que haga falta.

Ceder


A veces tener pareja puede llegar a ser así de perfecto.
Pero para poder alcanzar esa perfección tenemos que sacrificar un pedazo de una existencia y entregarlo.

La pregunta es sencilla…. ¿Qué tan dispuest@ estás a entregar?