Mi soporte

Favim.com-31218_large

Debo admitir que es capaz de soportar mis malos humores. Soy realmente desagradable cuando estoy incómoda, peor que un candado con 7 llaves. Me cierro completamente. Cortando todas las vías de comunicación, asumo mi actitud y envenenándome a mí misma, trato de no afectar a quienes me rodean. Especialmente a él.

Sé que no tiene culpa, pero sale afectado siempre. Al silenciarme de forma tan atroz, él se siente triste. Impotente, diría yo, por no ser capaz de regresar la sonrisa a mi rostro. Ignorante de las razones que me apagan así el alma. Me abraza buscando consolarme. Se auxilia del contacto físico en pos de confortarme.

Mis rabias no tardan en desaparecer, pero mientras duran son fuertes. Un baño frío de pies a cabeza y una taza de café caliente, suelen controlar mis hormonas.

Al normalizarme siempre busco la forma de agradecerle. Ahora soy yo quien lo llena de besos y abrazos. 

Artesano de mi imagen

Este proyecto nació como una manera de desahogar las cosas que siempre había guardado en mi alma.

Sin pedir nada a cambio has asumido mi ilusión como propia, aportando variaciones, iluminando mis ideas, ayudándome a desarrollar mis dones.

Hoy inspiro mis palabras para decir “Gracias”. Por cada sugerencia, por usar tu arte en pos de ilustrar el mío.

La puerta de este espacio siempre se mantendrá abierta para ti… indudablemente eres parte involucrada.

Para ti mis afectos siempre tú que conviertes lo común en extraordinario.