Imponer-la-voluntad

Imponer no es correcto ni debido en ningún momento ni en ningún aspecto de nuestras vidas. Especialmente en la amistad o en el amor.

No es obligado amar a alguien. Tampoco ser amigos.

Es una situación que debe nacer voluntariamente. Cuando se fuerza pierde el sentido de a misma.

Mi amiga Saory me dio una cátedra de moralidad y lógica, sólo con una sola frase.

«No impongas tu presencia en la vida de nadie. Quién quiera compartirla contigo, te invitará. Quién no, sabrá de igual manera alejarse de ti y alejarte a ti de ella».

Para mi, palabras dignas de recordar y practicar.

Anuncios