Hay cosas que queman dentro del alma. Sólo intento evitar el incendio.

Pan tostado

pan, quemado, cena, ceder, matrimonio,

Después de un largo día en el trabajo, mi mamá puso un plato de salchichas y pan tostado muy quemado frente a mi papá. Recuerdo estar esperando ver si alguien lo notaba. Sin embargo, aunque mi padre lo notó, alcanzó un pan tostado, sonrió a mi madre y me preguntó cómo me había ido en la escuela.

No recuerdo lo que le contesté, pero sí recuerdo verlo untándole mantequilla y mermelada al pan tostado y comérselo todo. Cuando me levanté de la mesa esa noche, recuerdo haber oído a mi madre pedir disculpas a mi padre por los panes tostados muy quemados.

Nunca voy a olvidar lo que dijo: Cariño no te preocupes, a veces me gustan los panes tostados bien quemados.

Más tarde esa noche fui a dar el beso de las buenas noches a mi padre y le pregunté si a él le gustaban los panes tostados bien quemados. Él me abrazó y me dijo lo siguiente:

Tu mamá tuvo un día muy duro en el trabajo, está muy cansada y además, un pan tostado un poco quemado no le hace daño a nadie, en la vida algunas veces ocurren cosas imperfectas y sucesos imperfectos, pero aprender a aceptar los defectos y decidir celebrar cada una de las diferencias de los demás, es una de las cosas más importantes para crear una felicidad sana y duradera.

Un pan tostado quemado no debe romper un corazón, ni arruinar tu día.

Date cuenta que la vida es una escuela y tú estás aquí para aprender. Los problemas son lecciones que van y vienen, lo que aprendes de estos es para toda la vida. La comprensión y la tolerancia es la base de una buena vida. Sé más amable de lo que tú creas necesario, porque todas las personas, en este momento, están librando algún tipo de batalla.

Fuente: Internet.

Anuncios

9 comentarios

  1. No puedes pelarte con la vida por minucias. beso Rub

    6 marzo, 2014 en 11:44 am

    • Hay cosas que son tan pequeñas que no son válidas como razón de pelea.
      Agnyez!

      11 marzo, 2014 en 9:31 am

  2. Que gran hombre era tu padre, Agniez.

    6 marzo, 2014 en 12:08 pm

    • El padre de quién lo escribió. El texto no es mío. No creo, a confesión lo digo, que mi padre haya sido capaz en alguna ocasión, de ser capaz de un momento se sutileza así con mi madre.
      Agnyez!

      11 marzo, 2014 en 9:33 am

  3. Una historia muy real.
    No hay que dejar que un día se arruine porque no has sabido ser algo flexible y pensar en los demás y en sus circunstancias.
    Un abrazo…

    11 marzo, 2014 en 3:43 pm

    • Luego de asumir mi vida de casada, desarrollé una técnica para manejar situaciones incómodas o tensas. Ante el disgusto o el enojo suelo callar, tomar una ducha e ir a dormir, como sí nada hubiese ocurrido. Si al día siguiente sigo molesta, entonces hablo; de lo contrario es como sí nada hubiese pasado.
      No hay porque arruinar todo un dia por un momento.
      Agnyez!

      15 marzo, 2014 en 10:08 pm

      • Hola Agnyez,
        Me parece una tecnica estupenda. Creo que la practicaré, porque pienso como tú, hay que pensar mucho para no arruinar un dia por un momento.
        Besos…

        16 marzo, 2014 en 4:31 am

        • Pruebala y luego me dices que tal te resultó.
          Agnyez!

          16 marzo, 2014 en 7:24 am

          • Te lo contaré, Agnyez.
            Besetes…

            16 marzo, 2014 en 11:46 am

Hazme sentir lo que piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s