mujer, tímida, vestido rojo

No diga nada. Tus palabras están de más.
Tu mirada expresa aquello que tus labios no están aptos a decir.
Tu cuerpo te delata… Por momentos olvidas lo observadora que puedo llegar a ser.
Sé que mientes… y sí no mientes al menos no dices toda la verdad.
Te confesaré que por eso te dejo hablar. No olvides que “quién mucho habla, mucho yerra”.
Anuncios