Soy tu reflejo. Sólo tres palabras se requieren para establecer nuestro parentesco  El que haya emprendido un nuevo rol en mi vida, me ha hecho descubrir en mi misma lo tuya que soy. Soy tan parecida a ti, mucho más de lo que alguna vez  pensé. En la manera en que respondo y actúo  en como asumo responsabilidades, en como respiro. Sólo unas décadas de diferencia pero símiles   Te quiero mucho y la distancia a la que ahora nos enfrentamos me ha hecho entenderlo. De igual forma sé que ese amor no ha llegado al tope del que un día tendrá. Te respeto mucho. Admiro de ti tu abnegación y entereza.

Gracias por elegirme.

Anuncios