sad-women-airport

Mi plan era sencillo y previsible. Pasar el resto de mi vida contigo, que estando juntos las arrugas embargaran mi rostro mientras las canas cubrían tu cabeza.

Preparé mi maleta y organicé mi vida para este viaje contigo, pero a mitad de vuelo cambiaste de opinión. Te diste cuenta que la decisión era muy limitante para tus planes.

Simplemente aprovechaste la escala que hizo el avión y dejando el asiento a mi lado vacío, cambiaste de dirección dejándome sola.

Anuncios