Hay cosas que queman dentro del alma. Sólo intento evitar el incendio.

Un hombre imaginario

hombre invisible 2

Entró a mi vida perdido en la lejanía y la frialdad de un ordenador. Poco a poco fue acortando esa distancia, pero a la vez la mantenía. Se acercaba lo suficiente como para hacer caer mis murallas, pero se conservaba alejado para no involucrar sus sentimientos.

Se dibujó asimismo con las aspiraciones que yo anhelaba. Haciendo cada vez más difícil para mí la transición de apartarlo.

Logré con muchos esfuerzos y con muchas lágrimas alejar mi alma de él. No podía seguir aferrándome a quien tanto me lastimaba.

La continuidad de los hechos no aportó el desenlace deseado. Mi cuerpo sigue amarrado a su piel. Sin llegar a tener las manos más diestras a la hora de acariciar, saben dejar huellas invisibles.

Es de espíritu libre e independiente, queriendo siempre hacerme bailar al son de sus deseos. Mientras es espontaneo e impulsivo, mi ser se aferra a los esquemas, al orden y a la planificación.

Un cubo de Rubik, difícil de armar, pero cuyas piezas encajan a la perfección.

De guiarme por su espíritu libre, no permitiría amarrarme, más la lógica de mi propia personalidad me frena a la hora de dejarme llevar.

Un hombre imaginario… el cual asumí como propio. En poco tiempo y rompiendo mis propios cánones, lo ingresé en mi sistema. Ahí estuvo el error… en el expediente no se había recopilado la suficiente información como para tomar decisiones definitivas al respecto.

Es por ende que las heridas infringidas resultaron tan profundas y dolorosas… no le conocía lo suficiente como para poder prepararme ante un eventual ataque.

La programación existente en mi anhelaba un idilio con un hombre como él. Diferente a lo antes obtenido, igual a la generalidad de la que siempre había huido. Por eso ese deseo de tenerlo cerca siempre.

Anuncios

19 comentarios

  1. quién sea ese hombre imaginario o no, será o ya es el más afortunado del mundo y la verdad es que lo envidio, de la única manera que puede ser la envidia….

    27 enero, 2013 en 8:31 am

    • A lo mejor, a pesar de todo, soy yo la afortunada.

      27 enero, 2013 en 4:11 pm

  2. Quizá sea demasiado injusto llamarle imaginario, quizá la única manera de conocer a alguien es quitando la primera impresión que nos dan los ojos.

    27 enero, 2013 en 3:24 pm

    • El problema radica en que es en base a esa primera impresión en la que calculamos toda la relación que pueda desarrollarse después.

      27 enero, 2013 en 4:18 pm

      • Sí, pero cuando lo tienes enfrente suele ser impresion física, que poco dice del verdadero yo de nadie, cuando no lo ves aunque también tienes primera impresión, esta suele ser más atinada.

        28 enero, 2013 en 2:16 am

        • Uhmmmn es cierto. Algunas personas, yo por ejemplo, soy más libre al expresarme cuando oculto mi rostro. Mi blog es prueba de ello.

          28 enero, 2013 en 10:54 pm

  3. Hasta hace poco tiempo, nunca había jugado con la imaginación, –al menos no de la manera con la que juego ahora– y la verdad es que tiene sus ventajas, entre otras, la de poder desvirtualizar muchas de las situaciones imaginadas…

    Y eso querida amiga… no tiene precio…!

    Disfruta de tu imaginación y de tu realidad.

    Un beso de los de lunes de verano (añadiéndole mucha imaginación)

    28 enero, 2013 en 5:14 am

    • Tienes razón, nada más liberadora para el alma y espíritu que poder dar rienda suelta a la imaginación.
      Besos caribeños para ti, querido Josep.

      28 enero, 2013 en 11:01 pm

      • Gualaaaaaaaaa…! Ha dicho Caribeños…!!!!

        🙂

        29 enero, 2013 en 3:14 am

        • No entiendo. ¿Por qué la algarabia, Josep?

          29 enero, 2013 en 6:47 am

          • Jajaja no es nada, lo suelo hacer a menudo, lo puedes ver en otros comentarios. Es una forma de enfatizar algo de lo que me gusta, alguna palabra o algún detalle.

            Gracias.

            29 enero, 2013 en 6:49 am

            • Te comprendo… entonces para ti besos con sabor a azúcar, a caña, a sal y arena, a playa y sol…. Desde mi ardiente Caribe para ti.

              29 enero, 2013 en 10:13 am

              • Gualaaaaaaaaaaaaaa…….!!!!! 😀

                29 enero, 2013 en 10:24 am

  4. Juan

    ¿ Que palabras puedes anhelar tanto para que caigan las murallas y dejen profundas huellas invisibles ?.

    31 enero, 2013 en 3:52 am

    • Justo las que nunca nadie más me dijo y eran precisamente las que mi alma necesitaba escuchar.

      31 enero, 2013 en 7:12 am

      • Juan

        ¿ Palabras de amor simples y tiernas ?.

        31 enero, 2013 en 10:47 am

        • Palabras…. Sencillas palabras que me calaron en el alma.

          31 enero, 2013 en 12:22 pm

  5. Muy bueno, me ha gustado mucho

    31 enero, 2013 en 4:28 am

    • Me alegra que así sea. Bienvenido y que seas disfrutando las locuras que suelo escribir aquí.

      31 enero, 2013 en 7:29 am

Hazme sentir lo que piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s