Hay cosas que queman dentro del alma. Sólo intento evitar el incendio.

Lo que sucede afuera

7385445

Desde que te despiertas sólo te empapas de malas noticias… Que si se termina el mundo dicen los mayas, que la bolsa de Wall Street, que el terrorismo, que Pakistán, que los costos del petroleo, que el monto del dolar, que el terrorismo, que los secuestros, que la reforma fiscal, que no se encuentra la cura del SIDA, que las diferentes formas del cáncer se fortalecen, que otro banco que va a la quiebra, que otro artista encarcelado por violencia familiar, que las mujeres muertas de Juárez, que otro banquero queda encarcelado por fraude… ufff… Es imposible no vivir al tanto de todo lo que sucede fuera.

Tanto que por momentos requieres de tiempo para respirar y pedirle al reloj que se detenga, que los noticiarios se queden sin imágenes y los locutores pierdan la voz.

Es tanto el ruido exterior que te envuelve en el torbellino de la rutina que ya luego no puedes salir. Y no puedes salir, no porque no quieras, sino simplemente porque no te das cuenta de lo que ha pasado con tu vida. Siempre el mismo ciclo, sin ninguna variación, ni modificación.

Sin darte cuenta te conviertes en un autómata de carne y hueso, sin tornillos, ni metal, te auto-programas a cumplir las expectativas de la sociedad, los horarios de los jefes. Así te vas olvidando de vivir.

Olvidas lo divertido que es jugar bajo la lluvia por miedo a una gripe.

Olvidas lo relajante que es dormir hasta tarde por todas las cosas que tienes pendientes.

Olvidas el sabor algodón dulce y las rosetas de maíz  porque te suben el colesterol y el azúcar.

Olvidas de tirarte en el suelo a jugar con tus niños, porque terminas con dolor en las rodillas y la cadera.

Hasta olvidas los beneficios de sonreír… eso tan sencillo que todos aprendimos siendo apenas niños.

Y te empeñas tanto en darle todos los gustos y placeres a tus retoños, los mismos que no tuviste tú. Siempre buscando mejorar su calidad de vida. Mientras la tuya decae.

Aún así por momentos buscas mantener tu estabilidad emocional y a pesar de los golpes de la vida luchas por mantenerte en pie.

S & E

Anuncios

17 comentarios

  1. Escribi algo parecido:
    Doy a mis días vacaciones: abro la puerta de mi pecho para que el alma sacuda su tiempo de prisionera y parta. Dejo de hablar y alerto a mi oído. Escribo poemas a la mudez y a las caracolas que sólo son espejo de aguas que no existen. Aplaudo al silencio, al olvido que son, desde ahora, compañeros. Ignoro los coletazos del rio de mi sangre, del chismerío que hacen las hojas cuando las atropella el viento, también, de los cantos de sirenas que se atreven a preguntar por mí. Ruedan los días, y sigo entregado a la ausencia. Días fértiles para la nada. Cuando vuelvo al quehacer, me encuentro que no ha pasado nada, las mismas cosas: atropellados, asesinados, decapitados y politicos corruptos que pasean al perro, mientras sus guardaespaldas abren camino ; y la pelota rebota y rebota como siempre.

    19 enero, 2013 en 3:00 pm

    • Al parecer a pesar de las diferencias entre países, géneros, edades, ideales y vidas sentimos y nos afectan las mismas situaciones.

      19 enero, 2013 en 6:46 pm

  2. Juan

    Veo que no has olvidado, lo tienes dentro, se mueve. Para mi; las burbujas de ilusión que te puedas dar son la solución.

    20 enero, 2013 en 7:25 am

    • Tiene razón, pero de igual forma recuerda que la situación actual del mundo hace que muchas veces perdamos las ilusiones y por añadidura la esperanza.
      De igual forma te digo que el pesimismo tampoco resolverá estás situaciones, al menos sonreír ofrece un mejor ánimo a la hora de enfrentar los malos ratos.
      Gracias,
      Agnyez!

      20 enero, 2013 en 9:48 am

  3. Lo bueno del tema es que a los retoños cierto, le intentas dar todo lo que no tuviste tú, pero también lo que sí, los buenos recuerdos que guardas de niño, todos esos intentas que ellas los tengan de mayores y solo se consiguen estando con ellas, no dándoles cosas.

    20 enero, 2013 en 3:17 pm

    • Por llevarlos de artículos tecnológicos, desplazamos el tiempo de llevarlos al parque a aprender a montar bicicletas o patines, comer helados y ensuciarnos la ropa, construir nuestros propios cometas y echarlos a volar… Eso es CALIDAD, lo que le hace falta a las generaciones que van subiendo.

      20 enero, 2013 en 5:45 pm

      • De eso mismo se trata, y eso mismo llevo haciendo desde que comenzaron a andar.

        20 enero, 2013 en 6:02 pm

        • Espero que cuando lleguen mis hijos pueda recordar y tener pendiente todas estas cosas.

          21 enero, 2013 en 10:12 am

  4. Aunque las noticias son muy universales, yo no lo sabía pero eres de México, eso no nos hace ni mejor ni peor, pero es una buena noticia, quiero decir con esto que uno se encuentra con el lado que mejor le parece de las notas, si bien un banco quiebra, al menos uno de nosotros tiene trabajo, aunque yo soy adicto a perderlo y creo que no tiene nada que ver con la quiebra de bancos ni nada que se le parezca. Lo cierto es querida: que en esta vida nadie esta contento con lo que les pasa a los demás que busca la manera de que esas cosas-noticias también le afecten, somos influenciables eso es lo que creo, al menos el día de hoy. Un beso y un abrazo que influencie cualquier estado de animo que te cargues, sin importar cual sea su origen o tipo

    21 enero, 2013 en 12:59 pm

  5. Pingback: Comenzar a olvidar… « En un sorbo de Café

  6. A fin de cuentas lo único que buscamos es ser felices aunque a veces nos olvidemos de que las pequeñas cosas son las mas importantes. Besos
    Ana

    24 enero, 2013 en 12:14 pm

    • El detalle es no cansarnos en la carrera…

      25 enero, 2013 en 12:04 pm

  7. carmensimplemente

    Muy bueno por desgracias solemos olvidar más las cosas pequeñas que nos hacen felices, más que los acontecimientos, de la vida que son penosos así somos
    Feliz viernes preciosa

    25 enero, 2013 en 5:27 am

    • Solemos destacar las desgracias de nuestras vidas, pero tengo esperanzas en que a veces podemos sacudirnos y ver todas las bendiciones que nos persiguen alrededor.

      25 enero, 2013 en 2:24 pm

Hazme sentir lo que piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s