Estoy sorprendida del empeño que está poniendo la “sociedad” en ajustarme a sus parámetros. Se ha encargado de abrirme más de cuatro frentes diferentes, todo en pos de “encauzarme al redil” de la normalidad.

Y mientras ella empuja, yo halo.

Anuncios