Te ufanas de estar a mi lado y conocerme, sin embargo no fuiste capaz de comprender lo perdida que estaba mi mirada, ni la dejadez de mi voz. Me dejaste ir sin siquiera preguntar por pura diplomacia, ¿estas bien?

Anuncios