Sencillo… Así como se lee… “DECIDETE a ser feliz”…  Ya basta de ser irresponsable y dejar en manos de otros la dicha propia…

Hasta cuando seguir condicionando la felicidad… “Seré feliz cuando tenga una casa; cuando compre un coche; cuando termine la universidad; cuando tenga un trabajo que realmente me guste; cuando me case” cuando… cuando… cuando… y el cuando no termina de llegar y se pone cada vez mas distante de nuestra realidad.

Mientras la vida sigue pasando y nosotros haciendo planes que no llegan a concretizarse. Bien claro lo dijo Dale Carnegie “Hoy es el mañana acerca del cual te preocupabas ayer”.

Ya basta de vivir una felicidad condicionada. Se feliz porque así lo decides tu…

Que el auto no quiso encender esta mañana; pues agradece que tengas auto.

Que la vía se congestiono y dejaste el coche a tres calles de distancia; agradece esos momentos para estirar las piernas y caminar.

Que el trabajo te embarga; agradece tener una oficina donde labora y un cheque que esperar mensualmente.

Deja ya de ver el vaso medio vacío, date cuenta que es menos la cantidad de agua que hace falta para llenarlo.

Que el sol te molesta en el rostro al amanecer, agradece la virtud de poder verlo todos los días.

No digo que sea fácil, solo que es posible. Puede que cueste un poco lograr esa perspectiva, pero al final vale la pena.

ARRIÉSGATE. No tienes nada que perder. Y si ganas… solo ganarías tu felicidad.

Anuncios