Amada: 

Actualmente has ocupado tu tiempo en hacer solo cosas que son nocivas para tu vida. ¿Qué ganas con odiarte a ti misma? Te desprecias y sientes no merecer algo mejor. Vivir para ti es someterte a un auto-castigo.

Finges de día mientras sufres en cada una de tus noches.

Has dejado de hablarme evitando quizás recordar el ayer. No es necesario que detalles tus días, sé como te sientes cuando estas sola. La sensación de vacio que te llena.

Por eso odio que te odies a ti misma. Odio que te dejes fracasar… que dejes de luchar.

Amada mía, solo me resta decirte las cosas a través de la distancia que has interpuesto. Nuestra cercanía ya no existe.

Anuncios