Una clásica comedia romántica de Hollywood, pero en esta ocasión tuvo la habilidad de plantearme interrogantes sobre el tema de la lealtad entre las amigas.

Ella siempre estuvo al lado de todas aquellas que la requirieron. Tan leal fue que logró llegar hasta el desquicio total.

Muchas veces se preguntó mirando su closet, si realmente valía la pena tanto sacrificio. Si cada instante de presión, cada antojo que tuvo que cumplir algún día daría algún resultado.

El día en que le tocó ser a ella el centro de atención, entonces se dió cuenta de que los sacrificios habían valido la pena.

Llegan entonces los cuestionamientos, fuera de toda la parafernalia rosa hollywoodense, ¿en verdad sucede así en la vida real? ¿Llegará ese único y especial día en que todos se olvidaran de sus preceptos propios y dedicarán sus atenciones y sus buenaventuras sólo para mí? ¿Podré mirar tras de mí y saber que estarán ahí esos a los cuales nunca les negué mi auxilio?

Bah, creo que tantas películas rosas ya me están envolviendo la cabeza.

De regreso a la realidad.

Anuncios