Te podrán perdonar las más crueles ofensas, la mentada de madre y el beso fingido, pero hay algo en la vida que nadie perdona, eso tenlo presente mi querido amigo.
Cuando estás en el suelo te ven con desprecio y te fingen diciendo que tú les importas, pero si alzas el vuelo y el triunfo te abraza, los que quedan abajo jamás lo soportan.
Nadie perdona el éxito nadie, nadie, hay muchos que se enferman si estás triunfando, es la peor cachetada para los mediocres, es el golpe más duro a los fracasados.
Nadie perdona el éxito nadie, nadie métetelo en la mente querido amigo, no esta bien que lo diga pero es bien sabido, no lo van a entender ni tus seres queridos.
 
PLDB
18 de noviembre del 2008
03:04 PM
Anuncios