Los años inevitablemente pasan, se escurren como el agua entre los dedos…  y aunque el tiempo transcurre, queramos o no, nos quedan marcas en la piel… así como también en el alma.
Justamente hoy se cumple un año, desde que me toco terminar mi carrera universitaria. El 8 de octubre del 2007, Sonia y Doris me acompañaban, para juntas enfrentarnos a la prueba final que nos permitiría  ser llamadas “licenciadas” ante la sociedad.
A pesar de los nervios locos y el cansancio extremo las tres rebozamos de felicidad. Ya era hora de terminar la universidad y así enfrentarnos a los nuevos retos que nos esperaban.
El final del ciclo universitario, combinaba a la perfección con cambios importantes en la vida de las tres… Doris se encontraba gestando en su interior a su primogénito, Ángel Emmanuel, Sonia se preparaba para mudarse de su natal San Juan a la capital de República Dominicana. Mientras que yo empezaba a ser miembra activa del mercado laboral dominicano.
Hoy… no mucho ha cambiado, Doris se encuentra disfrutando a plenitud tanto de su esposo como de su hijo, ostentando la estabilidad emocional que durante tantos años con afán buscó. Sonia, ya establecida totalmente en Santo Domingo, aun trata de aceptar de forma cabal que es periodista. Ella sigue siendo igual, la misma espiritual de siempre, que entrega todo sus actos al Creador. De mi… ¿Qué puedo contar?
A un año de terminar mi pensum, no soy la misma. Este tiempo me ha hecho entender que los cuentos de hadas, no es que no se cumplan… es que nunca existieron. Sin temor a parecer pesimista, sino declarándome realista, las cosas nunca son como desearías. Sin importar cuando empeño impongas en tus sueños… los sueños, sueños son, tal y como dijo alguna vez Calderón de la Barca.
¿Qué más puedo decir? Sigo siendo la misma chica ingenua, que por ser leal deja que los demás tomen decisiones por ella.
Uff, ¡Cuánto cambiamos en un año! ¿He cambiado realmente lo suficiente? ¿He retrocedido, o estoy avanzado?
Realmente, no se qué decir. Y eso creo que se ha convertido en toda una constante en estos últimos 12 meses… simplemente no saber, decir frecuentemente “No se”…
¡¡Qué buena forma de conmemorar este aniversario!!
 
08 de octubre del 2008
04:13 PM
Anuncios