No me llames “malcriada”, sólo porque me haya cansado de ser yo quien siempre tenga que ceder.

Simplemente me cansé.

Anuncios