Que me perdonen los presuntos implicados… ese hombre de mi ayer que será hoy el protagonista de mi historia… aquel de mi presente, que ha aceptado mi pasado…

La ligera lluvia que cae… las ráfagas de viento frío que llenan mi rostro y cubren mi cuerpo… esos elementos me remontaron a un momento lejano… y por eso escribo lo que siento:

Es posible que la ocasión haya pasado en tu vida sin pena y sin gloria, pero tengo que decirte que fuiste tú quien me regalo ese primer beso en ese ambiente.

Solo fuimos a caminar, a esa zona boscosa justo en el medio de la ciudad, como siempre solíamos hacer. Hablamos mucho, no recuerdo el tema, no recuerdo el día, no recuerdo la razón.

De repente empezó a llover e intentaste cubrirme, evitar que me mojara, no te lo permití… te tomé de la mano y juntos continuamos la charla y el paseo que la lluvia intentó interrumpir.

Llegó el momento en que el camino se acabó y sin pensarlo dos veces me tomaste de la cintura y me giraste, entonces me besaste.

Me besaste sellando en mí un momento único, ese fue mi primer beso en la lluvia y me lo diste tú.

La lluvia que sigue cayendo… aun es ligera. En mi piel permanece esa liviana coraza de gélida sensación que dejaron vientos… ahora es solo un aire frío.

Resultado: Esta noche la lluvia me hizo pensar en ti.

Anuncios